Arroz Bomba “Illa de Riu”

Illa de Riu es el nombre de la finca de la Familia Trias del Romero, una finca con algo más de 800 hectáreas dedicadas al cultivo del arroz, de las cuales 292 son exclusivas de arroz bomba.
El arroz bomba (oryza sativa) es un arroz tipo japónica aunque no se conoce su genealogía, data de finales de 1800, es  de grano corto, redondo y de color perlado. Dado a su delicadeza ante enfermedades, insectos, desgrane, fácil tumbado y baja productividad, 3600 kg hectárea frente a los 7500 kg de otras variedades, estuvo a punto de desaparecer. Esta variedad tiene un gran valor gastronómico para la preparación de arroces que absorban caldos, ya que tiene la capacidad de absorber mucha agua y así conducir muy bien el sabor además de poseer la peculiaridad de tener una curva de cocción no muy pronunciada, con lo que da un pequeño margen en el punto de cocción con respecto a las variedades de bahía y senia.

Illa de riu es uno de los principales productores de arroz bomba de calidad, tal es así que llena las despensas de restaurantes tan importantes como Can Roca, Mugariz, Arzak y en su día lo hizo con El Bulli, además de innumerables restaurantes con estrella michelín.

La historia de esta marca comercial es curiosa ya que en sus inicios dedicaban el 100 % de su producción a la venta de grano para la industria, uno de sus clientes fue el único que hacia un pedido anual de la variedad bomba y de repente en mitad de una cosecha dijo que no quería arroz ese año, lo cual les obligó a tener que comercializarlo. Sus primeras ventas las hicieron fuera de nuestras fronteras, concretamente en Suiza, Alemania y Austria. Poco a poco fueron mejorando el proceso y la calidad del arroz. La marca comercial de Illa de Riu cultiva y produce el 100 % del arroz que comercializa.

En la visita a la finca Juan Trias, gerente de la empresa, nos cuenta los procesos de producción de sus arroces que los hacen únicos. Como suele suceder en la agricultura una de las claves del éxito es la semilla. Juan con la ayuda de un ingeniero selecciona y produce año a año su propia semilla.
El proceso empieza seleccionando 100 espigas y plantándolas al año siguiente, este proceso es lo que se denomina espiga a línea (cada línea la forman 10 granos de la misma espiga hasta completar las 100 espigas) de ahí se hace una selección visual, atendiendo a la mayor homogeneidad de la línea para que el grano salga lo más parecido posible. De la selección de esas líneas se planta al año siguiente parcelas mas grandes y se multiplican dos años más hasta que se utiliza para hacer la siembra de la cosecha.

A finales de abril o principios de mayo se empieza con la siembra en los campos ligeramente encharcados, ya que lo que se busca es que emerja cuanto antes la planta para garantizar una mayor fuerza  del tallo y conseguir que no se tumbe en su última fase. El nivel de agua va creciendo según va aumentando durante el cultivo. Juegan con él en los procesos de abono.Hacia mediados de septiembre comienzan con la recolección que se hace de forma mecánica, es muy importante buscar su momento óptimo. Para este proceso cuidan de tener las máquinas completamente limpias para que no tengan granos de otras variedades e inmediatamente no perder las cualidades del grano.
Posteriormente se hace el proceso de secado que consiste en pasar el grano con cáscara por una secadora, la cual también tiene que estar limpia de granos de otras variedades, y con unos chorros de aire caliente  bajan la humedad de 22% a un 14%.Este proceso lo hacen en secadoras propias y debido al aumento de producción de bomba para su comercialización las han tenido que aumentar para cuidar el proceso y no perder tiempo en el secado. Una vez secado se ensila o almacena en cámaras en donde por medio de aire consiguen una temperatura constante de 15%. La última fase de la elaboración del proceso es el descascarillado, blanqueamiento y envasado en formatos de 5, 2 y 1 kg al que llaman elaboración y lo hacen en la cooperativa del Montsia.
Con todas esta medidas consiguen un grano con la misma estructura y según estudios hechos con otros arroces demuestran tener una genética natural más fuerte ante enfermedades y con porcentaje inferior al 5%  de fisura. Illa de Riu también comercializa arroces de las variedades bahía y carnaroli.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s